Manchakuypi Kay

la muerte de fidel castro abre un nuevo panorama para la isla mayor de las antillas.

¿Y ahora qué?

Tras la muerte de Castro y la presidencia de Trump

En la política real "Nada es lo que parece", para tomar prestado el título de una película.

Por Alexandr Mondragón *

Publicado: 2016-11-29

Si sólo aceptamos literalmente las declaraciones que Donald Trump dijo tras la muerte de Fidel Castro —"Hoy, el mundo marca el fallecimiento de un brutal dictador que oprimió a su propio pueblo por cerca de seis décadas"—, el futuro de las relaciones entre Cuba y Estados Unidos parece sombrío —más aún si creyéramos que los consejeros del próximo mandatario sobre Cuba seguirán siendo los miembros de la Asociación de Veteranos Brigada 2506—. O, quien sabe, al final la isla se convierta un buen sitio para las inversiones. 

De hecho, lo que dijo Trump en un comunicado ha dejado muy satisfechos a quienes, desde el sector más radical del exilio cubano en Miami, le apoyaron en su lucha por la presidencia. Esos que, en las últimas horas, han dado rienda suelta a sus histriónicos festejos por la muerte de un personaje a quien el diario The New York Times llamó uno de los íconos del Siglo XX.

Pero Trump no es un bobo, en su comunicado también aseguró que su administración “hará todo lo posible para asegurar que el pueblo cubano pueda finalmente iniciar su camino hacia la prosperidad y la libertad”.


con donald trump en el horizonte la suerte de cuba puede variar sustancialmente.

¿Mano dura o negocios?

Entonces ¿qué hará Trump desde la presidencia? ¿Dará marcha atrás al proceso de reconciliación y normalización con Cuba, como prometió durante su campaña por la presidencia? ¿O llegará a la misma conclusión que el presidente Barack Obama —donde son los grandes negocios los que mandan?

Es decir, que la fallida política de agresión y aislamiento de Estados Unidos hacia Cuba fue un fracaso por más de medio siglo y que necesitaba un giro de timón histórico y de naturaleza irreversible. ¿Acaso Trump no estará pensando en una gran cadena de hoteles, casinos, y centros de turismo en la isla —él es un especialista en eso?

Por ahora, sin embargo, en un proceso de transición nebuloso como el que vive hoy Estados Unidos, asuntos como el de Cuba pueden quedar en el congelador. Pero con Trump, como él lo ha demostrado, nunca se sabe los giros que puede dar. Más aun en un momento en que hay una lucha de potencias por buscar un lugar hegemónico el nuevo Sistema-Mundo Capitalista del Siglo XXI, que apenas se está forjando.

Cuba: ¿El Taiwán del Caribe?

En este contexto geopolítico, llegado el momento EE.UU. necesitará retomar con más firmeza la Doctrina Monroe, la de "América para los Americanos", en una era en que el Sistema-Mundo se encamina hacia un posible orden tripolar. Así, el Gran Hermano del Norte necesitará afirmar su hegemonía sobre América Latina y podrá considerar a Cuba como su nueva cabeza de playa para su neo-expansión, con miras a Venezuela y Brasil, en particular.

Pero no piensen que estamos hablando de un nuevo orden impuesto bajo la bota militar, sino bajo la bota del poder financiero que modernice a la isla y cree, al menos por un tiempo, una era dorada para el Caribe e impulse la hegemonía del dólar sobre el resto del continente. O sea, como escribimos hace una década, hacer de Cuba el Taiwán del Caribe.

Además, si nos atenemos a los no pocos cambios de postura que ha adelantado en su más reciente entrevista con The New York Times, asegurando que podría cambiar de opinión en el vital asunto del cambio climático; o que podría renunciar a su conocida propuesta para reimplantar la tortura en la lucha contra el terrorismo, nadie puede estar seguro hoy de lo que opinará el día de mañana Trump sobre Cuba.

Pero si alucinamos a Trump alucinando negocios en la isla, no dudamos que él allanará el camino y, quien sabe, algún día veamos las costas de Cuba, como las de Atlantic City. Y Fidel ya no estará vivo para verlo.


*Alexandr Mondragón es el seudónimo de Luis Aguilar, periodista peruano y editor del semanario La Tribuna Hispana USA, en Long Island, Nueva York.


Escrito por

wilder buleje

Periodista. Editor del blog: www.unavozunavez.blogspot.com


Publicado en